“Miedo al futuro”

Somos padres  de un adolescente, Sergio,  con discapacidad intelectual, hiperactividad  y trastornos de conducta, pero todo se resume en Parálisis Cerebral.

Cuando nació nuestro hijo, tres meses antes de lo previsto,  fue el día que nos cambio la vida para siempre, primero tuvimos que aceptar la noticia nosotros y compartirla con todos nuestros familiares y amigos, cuando aún nosotros no nos habíamos hecho  a la idea, fueron meses de angustia, depresión, enojo y sobre todo lagrimas..

Nos tocó explicárselo a nuestra hija  de  seis años, le dijimos que su hermano era diferente, que le costaría  más tiempo aprender a realizar algunas cosas que otros bebes lo hacen antes,  desde ese día su vida también cambió.  Ella es la que mejor acepto la discapacidad de su hermano y se involucro desde pequeña en todo lo relacionado con la discapacidad, era muy emotivo ver cómo le hacía estiramientos a su hermano en las piernas, para que así andará más rápido  y hoy en día es la que más apuesta por su él.

Cuando aún no pesaba ni dos kilos y medio nos hablaron de ASPACE, donde  nos acogieron, con una calidad humana increíble, empezaron las terapias y estimulaciones. Cada año van variando según él va necesitando, psicología, fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional, hidroterapia, etc.…

Teníamos que dedicarle  el 100% de nuestro  tiempo, era todo el día corriendo de terapias de un lado a otro, convertimos  el cuarto de invitados en  un gimnasio, lleno de pelotas,  cojines, juguetes especiales…

Desde que nació hasta ahora, hemos pasado por todo, epilepsia, anestesias para cualquier prueba, resonancias, Tac, electros,  nos hemos recorrido prácticamente toda Andalucía, creo que no queda especialista  al que no hayamos acudido, métodos que no hayamos probado, horas y horas investigando en internet.. Sin olvidar nunca las operaciones que ha tenido y las horas de sala de espera…

Hemos aprendido a  no dedicarle todo nuestro tiempo, sino a que sea él, lo más independiente posible para el día de mañana.  Intentamos seguir con nuestra vida de siempre, y que él sea un adolescente feliz.

Y a partir de ahora ¿qué? Hemos entrado  en una nueva etapa y no sabemos cómo llevarla, hasta dónde debemos apoyar su autonomía y los riesgos que eso implica. No vamos a estar toda su vida protegiéndolo,  no tenemos  una bola de cristal para ver su futuro,  estamos como al principio, con el mismo miedo, con la diferencia que ahora tenemos un diagnostico.

Sergio sigue teniendo las rabietas propias de su especial carácter, complicadas con la adolescencia,  con un cuerpo de trece años y más difícil de controlar.

Las personas suelen ser cariñosas cuando se encuentran con una persona  con discapacidad, pero si es un adolescente el que se ríe a carcajadas o pega saltos sin parar, no lo comprenden y  te das cuenta que te miran extrañados, casi asustados.

Ahora llega la etapa del instituto, la cual nos crea inquietud e inseguridad, los profesionales de Aspace, nos apoyan mucho, casi podríamos decir que nos miman, al igual que nuestras respectivas familias y amigos.

Pero cuando pensamos en su  futuro esperamos que en algún momento pueda vivir solo. Lo vemos muy complicado, pero no imposible,   tendrá siempre a su hermana apoyándolo pero no pretendemos  que sea un cargo para ella. Tenemos que mirar por el futuro de los dos, cada uno debe de hacer su vida, pueden vivir cerca el uno del otro, pero él siempre necesitará una ayuda extra.

Hemos descubierto, por la vía difícil que a partir del momento en que se tiene un hijo, puede pasar cualquier cosa, por eso queremos vivir las dificultades  de la forma más natural posible. Terminamos diciendo que él es un gran luchador y nos ha demostrado su fuerza. Estamos asombrados de lo que Sergio  ha avanzado. Y sobre todo estamos muy orgullosos de nuestros dos hijos.

Familia Fernández Gámez.

Publicado en Familiares | Deja un comentario

PERTENECER A LA JUNTA DIRECTIVA DA UNA PERSPECTIVA MÁS AMPLIA DE CÓMO SE TRABAJA DENTRO

Hace diez años nace en Cádiz una pequeña de pelo muy  moreno, con poquito peso y ojos aceitunados. Con un diagnóstico de enfermedad rara comienza una andadura como la de muchísimas familias entre el miedo, la incertidumbre y el peso de los primerizos.

Los tres primeros años acudimos a un Centro de Estimulación Precoz y después se escolariza en UPACE  de San Fernando.

Desde ese momento siento la necesidad de involucrarme con el centro y con las personas que allí trabajan.

Hola, soy EnmaVílchez, aunque la mayoría de los padres y de personas que nos rodean me llamen afectuosamente: la  madre de Aranchita.

Soy veterinaria y llevo junto otras compañeras una clínica. Aunque trabajo casi en jornada completa intento compaginar mis obligaciones maternales con el trabajo.

Hace unos cuatro años me propuso la directora del Centro Educativo,  entrar a formar parte de la Junta Directiva y acepté  gustosamente, agradeciendo la confianza que se depositó  en mí.

Mi papel es de vocal en representación de los padres, junto con otros elegidos en las elecciones escolares.

Como en cualquier Centro o Asociación,pertenecer a la Junta Directiva da una perspectiva más amplia de cómo se trabaja dentro, qué problemas hay y de todas las cosas nuevas que se pueden aportar como mejoras.

Desde la Junta el contacto y el compromiso son más cercanos con las propuestas que llegan.Corren tiempos con muchos cambios  constantes y aparición de novedades en todos los ámbitos desde los terapéuticos (con la llegada de medios mecánicos, estimulativos…), educativos (sistemas de aprendizaje más novedosos ABN), tecnológicos (pantallas táctiles),  seguridad (mantener la actualización de los protocolos obligatorios que afectan al personal que allí trabaja) e infinidad de temas. Mantener ese dinamismo  y renovación  necesita de una coordinación y para ello está la Junta.Esto permite asegurar la continuidad de la asociación reforzando su futuro.

Poder opinar y aportar una visión de padres es importante. Crear un vínculo o comunicación entre los familiares y el resto de la Junta es parte del papel que tenemos. Y de forma inversa hacer llegar a los padres un resumen de los temas más importantes tratados y que tenga mayor relevancia para ellos.

Cualquier  tema que  llega a la Junta es debatido de forma cuidadosa y votado por todos para su aceptación o no. Nunca se deja de lado que tratamos con niños, adolescentes y adultos con discapacidades muy diversas  y cada resolución que se toma es mirando la forma de favorecer  la  mayoría y estudiando casos particulares si así se requiere.

El trato humano es base para que esto funcione.

Enma  Vílchez Fraga

Publicado en Junta directiva | Deja un comentario

Una vida difícil, pero con final feliz.

jerez-2Todo comienza un 24 de julio de 1981 en Jerez de la Frontera, ese día mi madre Juana ingresa para dar a luz a su quinta hija, una niña que viene en perfecta condiciones, aunque con el problema de que viene de nalgas. Cuando la ve el médico, por llamarlo de alguna manera, decide ponerle una inyección en el gotero que le calma las contracciones, y así pasan las horas… Mientras tanto Francisco mi padre, y mi demás familiares, siguen en la sala de espera sin saber nada. Hasta el siguiente día, cuando pasa el siguiente ginecólogo y la reconoce y se da cuenta de que algo no va bien. A partir de ese momento me cuenta mi madre que todo fueron prisa aunque ya el daño estaba presente en mi vida, ya que el tiempo de espera me había provocado una anoxia celebrar. Nada más nacer me llevaron en la uci neonatal, con crisis epiléptica continua, y sin saber cuál iba ser mi destino ya que ni él mismo Doctor sabía que consecuencia iba a tener ese daño cerebral. Tanto es así que el médico le dijo a mi madre, que le pidiera a dios que me recogiera porque si no podría quedarme “tonta o loca “estás fueron en sus palabras. Cuál sería el miedo que le entro a mi madre, que la pobre no quería ni bajar a verme porque tenía miedo de que me muriera, ya que mi estado era muy grave, solo me daban 24 horas de vida.
Pero ahí estuvo mi padre y mi familia, aunque la que cogió las rienda en ese y otros momentos de mi vida fue mi hermana mayor Loli que para mí ha sido como una segunda madre, que iba a verme y que se plantó en la habitación donde estaba mi madre y la convenció de que fuera a verme, y desde ese momento cuenta mi madre que no se separó de mí.
En la Uci neonatal, estuve 18 días, con el ansia de mi padres y hermanos de llevarme a casa, cuando llego ese día tan ansiado, mi casa fue una fiesta todos me esperaba.
Y ese día fue el principio de la lucha constante y diaria de mis padres.
Las visitas a los especialista en el hospital, la rehabilitación en San Juan Grande, A la cual íbamos en ambulancia desde una pedanía de Jerez con que conllevaba perder toda la mañana en el trayecto y dejando en casa cuatro niños toda una lucha. Hasta que llegó el día que el fisioterapeuta llamo a mi madre para que entrase, y cuál fue su sorpresa que me vio dando mis primeros pasitos a los tres añitos, primera meta conseguida.
Aunque ahí por desgracia no quedaba todo, volvió aparecer las crisis epiléptica, y con ello vuelve los ingresos hospitalarios, las visitas al neurólogo, las pruebas de fármacos, hasta encontrar el adecuado que apareció, aunque tardó nueve año.
Mientras tanto yo hacía una vida normal de una niña de mi edad, A los cuatro años comencé el colegio, como cualquier niño de esa edad. He tenido una infancia feliz, una adolescencia normal exceptuando algunos malos episodios en el instituto, cuando lo termine, empecé hacer cursos en U.PA.CE.-SUR, hasta que en el 2001 llego tan ansiado contrato, aun me parece mentira que lleve 15 años trabajando. El trabajo me ha dado de independencia, también autonomía e integración. Pero lo que más valoro es que al trabajar aquí, es que me ha hecho ver que hay personas con una mayor discapacidad que yo, y eso hecho cambiar mi forma de pensar, porque antes yo pensaba que lo mío era lo peor y me dado cuenta que soy una privilegiada.

Cuando pensaba que ya era todo lo feliz que podría ser, la vida me tenía guardada una grata sorpresa. Conocí a los de hoy es mi marido, y entonces conoce el significado de la palabra felicidad.

Yo conocí la felicidad y mis padres la tranquilidad de verme acompañada, como mis hermanos, ya que ellos han sido para mí y será un ejemplo a seguir.
Esta es mi historia, que gracias a mis padres, hermanos y todos mis familiares, han hecho posible que hoy la pueda contar.
Y gracias a ti Jesús, porque lo difícil del día a día, me lo hace fácil.

Solo quiero decir una última cosa, que toda lucha tiene su recompensa.

Rocío Padilla Diosdadon saludo

Publicado en Usuarios/as | Deja un comentario

Sentirse llena por tu profesión.

Soy Loli monitora del Centro de Día ASPACE desde hace  28 años, comencé siendo una joven que no había trabajado nunca con personas con discapacidad, estábamos en local pequeño en Pedro Salvador con 10 chavales, pero con mucha ilusión para que todo funcionase bien.

Durante todos estos años nuestra Asociación ha ido creciendo con mucho esfuerzo y de nuestro pequeño Centro en Pedro Salvador pasamos a un segundo en Dos Hermanas, donde nos perdíamos todos por los pasillos.

Seguimos creciendo y con aspiraciones a crear otro Centro donde el espacio fuera amplio para poder prestar todos los servicios que ellos necesitan y tuvieran cabida adulto, niño en edad escolar que vinieran a tratamiento médico funcional y los más pequeños de atención temprana.

Y así conseguimos construir nuestro tercer Centro lleno de luz y amplitud donde vivimos cada día nuevas experiencias, donde somos felices, donde reímos y aprendemos algo nuevo unos de los otros, donde hemos conseguido los objetivos marcados y seguimos creciendo.

Durante todos estos años me he sentido llena de buenas cosas en esta profesión y a diario aprendo algo nuevo de las personas con las que trabajo.

Me siento muy satisfecha del trabajo que realizo y de la Asociación a la que pertenezco, donde luchamos por ser felices.

La experiencia es un grado y a mí me ha enseñado: a saber escuchar, a ponerme en el lugar de,  a no tener prisas y a entender solo con miradas lo que me quieren decir.

Esta es mi experiencia en esta mi Asociación ASPACE SEVILLA.

Publicado en Profesionales | Deja un comentario

EL REGALO DE LA VIDA

Cuando  te quedas  embarazada  con  17 años, es un impacto fuerte,  no  sólo para ti,  que con esa edad no eres capaz de comprender  lo que te depara la vida, sino para todos los que rodean, explicárselo a mis padres parecía lo más difícil, y luego resultó que eso fue de lo más sencillo. Me apoyaron desde el principio y sin reproches ni malas caras.

El embarazo fue de lo más normal, nada hacía presagiar que se me adelantaría el parto a los seis meses y medio. Cuando llegué al hospital con esos dolores tan fuertes, nada se podía hacer ya para detenerel parto, por lo que tuve que dar a luz, con el miedo que se tiene al saber que un parto tan prematuro dejaría secuelas  en mi hija.

Pasaron varias horas hasta que me la dejaron ver. Primero sentí  alegría de ver a esa niña,  parte de mi ser. Nunca se me olvidarán esos ojos llenos de vida, siendo tan pequeña se aferraba a la vida, con tanta fuerza que era imposible no pensar, ni sentirmiedo. Por primera vez en mi vida sentí eso “MIEDO“.  No  por mí porque aunque  era muy joven, nunca pensé en lo que me podía suceder a mí. Sí que pensé en ella, que sería de ella. ¿Sobreviviría?, ¿Qué daño tendría?,  ¿Cómo sería su vida?… Son tantas los preguntas que se te agolpan en la cabeza y todas a la vez.Y cuando preguntas a los médicos, ellos no saben que decirte, que es muy pronto para saber cómo se va  a desarrollar.

Los días pasan tan lentos cuando estas en hospital que los minutos se te hacen horas, y solo prensas que se recupere y en llevártela a tu casa. Sólo quieres salir  de esa padilla en la que estás viviendo.

Tras varios meses pude hacer ese pequeño sueño realidad, por fin María estaba en casa con su familia.Desde entonces no ha habido un solo día en el que nos hayamos separado. Siempre estamos juntas.

Desde que era un bebe, todo iba un poco más lento, dijo sus primeros palabras con dos años, Aún recuerdo cual fue su primera palabra “MAMA” Todavía siento un vuelco cuando lo recuerdo. Fue tan bonito que siento una emoción tan grande al pensar en ese día, mi hija podía hablar. A veces la vida trae consigo cosas tan maravillosas.

Son muchas las veces que pienso que no sé qué he hecho yo en la vida para merecer algo así, yo soy una persona tan normal que no entiendo como la vida me ha regalado una niña tan especial. No la cambiaría por nada del mundo. Mirarle a los ojos, hace que mi día a día tenga sentido.

A veces pienso en su futuro, y sé que ella va a tener muchos obstáculos a lo largo de su camino, no por tener una parálisis cerebral, porque ella sabe que su discapacidad no le impedirá realizar una vida normal. Sino por el prejuicio que existe en las miradas de la gente. Es la mentalidad de la sociedad la que tiene que cambiar. Debe ocurrir una “Revolución Social“, pero de verdad, nada de hablar políticamente correcto. Que seamos como seamos, pensemos y nos veamos todos Iguales. Sólo así terminarán los obstáculos, que al final Sólo están en nuestra cabeza.

MARÍA GARCÍA (ASPACE ALMERÍA)

Publicado en Familiares | Deja un comentario

Estamos aquí por ellos… no por el sueldo

Soy Santi… Santi de ASPACE, perdí mi original apellido desde que en marzo de 1998 comencé a trabajar en ASPACE Granada.  Y es que no es para menos.  Me siento privilegiado al poder formar parte de esta gran familia que me abrió sus puertas hace ya 18 años.  Podríamos decir que he alcanzado la mayoría de edad y gracias a Dios, no dejo de aprender cada día.

Todo comenzó, como otros muchos, realizando unas prácticas universitarias allá por la navidad de 1997.  Ya entonces descubrí que no hay un término medio para querer trabajar con personas con parálisis cerebral… o no te gusta este colectivo o te enganchas a él y ya no te puedes soltar.

Recuerdo como anécdota que cuando me dijeron de ir a hacer prácticas a ASPACE, la primera imagen que me vino a la mente fue la de “una persona plantada en una enorme maceta a la que simplemente había que regar y cuidar para mantenerla viva” y pensé que era todo un reto y una gran oportunidad para aprender mucho…  Para mi grata sorpresa, descubrí que todas las personas con parálisis cerebral más o menos afectadas tienen una forma de comunicar… y me enseñaron a pararme a escuchar… a esperar sus tiempos… a quererlos… a descubrir y conocer sus capacidades… a pasar horas con ell@s…

Recuerdo también que cuando tan sólo llevaba unas semanas de prácticas, un joven muchacho con el que hablaba bastante me dijo: “Oye, tú y yo ya somos amigos, ¿no?”.  Me quedé parado y casi no supe qué responder…

¿Os habéis planteado alguna vez qué tiene que hacer una persona para que tú decidas que ya es tu amigo?  Si no lo habéis hecho antes os invito a pensarlo.  Entonces para mí un amigo era aquel que había hablado conmigo varias veces, conocía quién era su familia, había estado en su casa, habíamos quedado en alguna ocasión y sobre todo habíamos compartido algún gusto o afición… y el de este joven con parálisis cerebral seguramente difería de mi caso.  Para él era suficiente con haber charlado algunas veces, sintiéndose escuchado y prestado atención, habíamos ido juntos a una salida, así como comentamos de escribirnos por carta cuando terminara las prácticas… (entonces no había móviles… je, je…).

El sólo hecho de compartir experiencias en actividades como ir a tomar juntos algo a un bar hizo que mi escala de valores cambiara.  Muchas personas con parálisis cerebral, (sobre todo las de entonces) no vivían muchas experiencias y cada una de las actividades que comenzaban a realizar eran recibidas como una “fiesta”, como algo extraordinario.  Las personas con parálisis cerebral tienen dificultades para salir por sí mismas a la calle, a buscar a su casa a ese amigo que conociste en el colegio, o llamarlo para que se baje a jugar contigo, a tomar un palo del suelo y jugar a “indios y vaqueros”…  en definitiva, a hacer amigos.

Parémonos a pensar en las muchas cosas que somos capaces de hacer y que hacemos de forma automática sin pensar en la maravilla que supone tener la capacidad de poder hacerlas: como tomar un café, (sin pajita y echándonos nosotros mismos el sobre de azúcar para moverlo…), cortar un jugoso “entrecote” y comérnoslo, subir y bajar escaleras, conducir un coche, decidir dónde quieres ir, llamar por teléfono o simplemente besar y abrazar a la persona que quieres sin que le llenes la mejilla de saliva o se tenga que agachar…

Hay tantas cosas por las que tenemos que estar agradecidos que sin querer nos quedamos inmersos en nuestro día a día y fácilmente podemos perder el norte de para qué estamos los profesionales en ASPACE… centrándonos más en el cómo que en el para qué…

¿Nadie te dijo que no sería fácil? Seguro que sí… pero aún así nos olvidamos.  Nuestro trabajo como profesionales en este sector no está exento, de errores, de pruebas, de dificultades, de caídas, de egos y de grandes alegrías…

Si formas parte de la vida de las personas con parálisis cerebral o decidiste formar parte de ella, seguramente el camino que has recorrido no ha sido fácil y te garantizo que el que te queda por recorrer tampoco lo será.  Cuando esto ocurra, te invito tan sólo a pensar en ell@s…

Decidme si no habéis escuchado esta frase más de una vez: “estamos aquí por ell@s… no por el sueldo…

Si bien es cierto que nos gusta nuestro trabajo, (pues sin duda alguna es un trabajo vocacional), seamos realistas, no sólo estamos aquí por ell@s.  Además de que sean nuestra principal motivación, si el ambiente laboral no es bueno, el sueldo no cubre nuestras necesidades, las tareas a realizar se acumulan, los objetivos profesionales no se alcanzan, la comunicación falla o me llevo mal con mis compañeros, no hay duda de que nuestra única motivación de trabajar por ell@s terminará por los suelos.  Como dijo Silvia Congost en su libro “Autoestima automática”, para estar motivados, no hacen falta ganas, hacen falta motivos.

Hay dos preguntas indicadores que nos pueden decir si continuamos motivados en nuestro trabajo y que nos podemos preguntar:

  1. Cuando me levanto por la mañana: ¿quiero ir a trabajar?
  2. ¿Yo me quiero jubilar aquí en ASPACE?

Si tu respuesta es no a alguna de ellas, seguro debes repasar cuáles son las motivaciones que te hacen trabajar por y para las personas con parálisis cerebral y sus familias, (no nos olvidemos de que las asociaciones nacen porque las constituyen las familias y que también trabajamos para ellas).  Entonces, en lugar de poner el foco en ell@s, pon el foco en ti.  En cómo afrontas el día a día y en qué haces para mejorarlo desde tu posición.

¿Eres un mero espectador o participas de forma activa por mejorar el día a día?

¿No es acaso más difícil el día a día de las personas con parálisis cerebral y la de sus familias y siguen trabajando con su realidad de la que no se pueden separar?.  Su silla de ruedas, su discapacidad es su segunda piel.

Os invito a tragarnos nuestros “egos” y trabajar unidos por ell@s, actuar desde la crítica constructiva para mejorar tod@s, pues remamos en el mismo barco hacia una misma dirección… es entonces cuando no olvidaremos que estamos aquí por ell@s y como dice Andrés Aberasturi en su libro Un blanco deslumbramiento: palabras para Crispondremos soles nuevos en el día, que nos espera la vida”.  Poema completo en: https://www.youtube.com/watch?v=wXcEYXtRZXU

La vida no es rosa pero cada uno de nosotros, profesionales, familias y usuarios podemos y debemos continuar trabajando juntos.  Y si ves que tu motivación disminuye, recuerda que el foco también está en ti.  Cada uno de nosotros decidimos con qué color pintamos nuestra vida, cuáles son nuestros sueños, con qué actitud nos levantamos por la mañana, cómo nos dirigimos a los demás, cómo trabajamos juntos, en definitiva… cada uno de nosotros tenemos el privilegio de ser dueños de nosotros mismos.

Tú puedes decidir ser o no feliz con lo que tienes, tú puedes decidir dónde quieres trabajar, tú puedes decidir con quién compartes tus sentimientos, tú puedes decidir acoger y enseñar a los nuevos, tú puedes decidir escuchar con el corazón, tú puedes decidir o no participar, tú puedes decidir en qué y cómo seguir formándote, tú puedes decidir ver la parte positiva o la parte negativa de las cosas, tú puede decidir seguir o rendirte si algo falla, tú puedes decidir el color de tu vivir…

Os dejo con esta canción que compuse hace algún tiempo llamada La vida no es rosa, que me inspiró un programa de trabajo en equipo que realizamos en el centro de formación www.aulatercersector.com hace ya algún tiempo: https://www.youtube.com/watch?v=fkopU8TpK5I

Espero veros por ASPACE, como mínimo, los próximos 18 años… mientras tanto seamos felices y continuemos trabajando para que las personas con parálisis cerebral y sus familias también lo sean.

Fdo.: Santi de ASPACE

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CUANDO TRABAJAS EN LO QUE TE GUSTA

UPACE San Fernando nace en el año 1978 cuando un grupo de padres y madres se reúnen para dar respuesta a las necesidades específicas de sus hijos afectados por parálisis cerebral.

Según me cuentan mis compañeros más antiguos, los comienzos fueron duros, cambiaron su ubicación en numerosas ocasiones, un local comercial, un piso, un chalet, etc., todos cedidos de manera desinteresada, hasta llegar al centro donde actualmente se encuentra el servicio de Atención Temprana.

 

Los profesionales trabajaban altruistamente hasta que en 1981, gracias a una subvención fueron contratados, además pudieron ampliar la plantilla con psicólogos, fisioterapeutas y logopedas. Esta ampliación de plantilla permitió ofrecer una atención más global, ampliando el tiempo de permanencia de los niños en el centro.

Durante el año ochenta y cinco se pone en marcha el servicio de Atención Temprana y es aquí cuando comienza mi andadura en la Asociación. Una amiga me comentó que estaban buscando a un psicólogo, así que llamé enseguida para concertar una entrevista y a pesar de no tener mucha experiencia en atención temprana, estaba segura de que éste era el camino que quería seguir. Tuve suerte, me contrataron y desde entonces trabajo aquí.

Comencé con 8 niños trabajando 2 o 3 horas por las tardes. No voy a negar, a pesar de gustarme mucho, que mis comienzos fueron un poco duros e impactantes, pero como siempre me atrajo enfocar mi carrera hacia la discapacidad, sobre todo a la discapacidad motórica, tardé poco en adaptarme al trabajo, a los usuarios y a sus familiares.

Actualmente en nuestro centro de Atención Temprana no solo atendemos a niños con este tipo de discapacidad, sino también otros trastornos del desarrollo, y eso me hace aprender cada día. Pero no solo aprendo en lo profesional, sino también en lo personal, aprendo cada día con los niños y de los niños, ellos me han enseñado a tener paciencia, a valorar el esfuerzo y los pequeños logros conseguidos y a restarle importancia a las cosas que tanto nos irritan en nuestra vida cotidiana y que después de un día de trabajo se vuelven tan pequeñas e insignificantes que casi desaparecen.

Trabajar en UPACE San Fernando me ha aportado la satisfacción de trabajar en lo que me gusta; es gratificante pensar que he podido contribuir con un “granito de arena” a mejorar la calidad de vida de los niños y potenciar su desarrollo como persona. Además, trabajo con otros profesionales de los que también aprendo y de los que puedo decir que hemos formado un “buen equipo” para atender de forma integral a los niños y sus familias.

Cristina Amiguetti Tosso.

Psicologa UPACE San Fernando

foto%20cris%20amiguetti%2021 foto%20cris%20amiguetti1

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CONVOCATORIA DE AYUDAS A PROYECTOS DE EMPRENDIMIENTO DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Hasta el próximo 30 de septiembre se mantiene abierta la convocatoria de ayudas 2106 a proyectos de emprendimiento o creación de empresas de la economía social por parte de personas con discapacidad. Su objetivo es fomentar el empleo, la mejora de la empleabilidad y la inserción socio laboral.
Esta ayuda, que se ofrece a fondo perdido en calidad de Organismo Intermedio del Programa Operativo FSE de Inclusión Social y Economía Social 2014-2020 (POISES), podrá alcanzar hasta el 50 por ciento de los gastos ligados a la puesta en marcha de la actividad, sin superar los 18.000 euros como máximo.

Los interesados deberán de presentar un plan de empresa del proyecto, así como la documentación que acredite la capacidad del solicitante para proceder a la aportación de fondos que contribuyan a su puesta en marcha.

Además, con el fin de ayudar y ofrecer el mayor nivel de información, Fundación ONCE cuenta con un espacio específico en su página web con toda la documentación:
Publicado en Familiares, Personas con parálisis cerebral, Profesionales, Usuarios/as, Voluntarios | Deja un comentario

APROBADO CÓDIGO ÉTICO DE LA FEDERACIÓN ASPACE ANDALUCÍA.

Tenemos el gusto de compartir que con fecha 21 de Junio, se ha aprobado en asamblea general de la Federación Aspace Andalucía nuestro Código Ético.

El documento contiene y plasma el conjunto de valores corporativos y principios que deben guiar la conducta de las personas que integran esta Federación.

Así mismo debe inspirar los procedimientos y formas de trabajo que ordenan las relaciones con las asociaciones, las personas, usuarios, clientes, entidades colaboradoras, sociedad y proveedores; y se orientan a todo un colectivo que participa en la temática de la parálisis cerebral, como son:

Las propias personas con parálisis cerebral, trastornos afines y familias.
Nuestros socios (asociaciones federadas),nuestros profesionales y el entorno en el que nos desenvolvemos.

Si desea consultar o descargar pulse aquí.

 

 

Publicado en Familiares, Junta directiva, Noticias, Personas con parálisis cerebral, Profesionales, Usuarios/as, Voluntarios | Deja un comentario

La Asociación Sevillana de Parálisis Cerebral, ASPACE SEVILLA, dentro del marco de la II Quincena de la Parálisis Cerebral de SEVILLA convoca su primer concurso de fotografía con el lema: “MANERAS DE VIVIR”

Objetivos:

Trasmitir la cotidianeidad de las personas con Parálisis Cerebral
Potenciar la imagen positiva de las personas con parálisis cerebral como ciudadanos de pleno derecho.

CONDICIONES DE PARTICIPACIÓN

Puede participar cualquier persona mayor de 18 años.
Cada participante podrá enviar por correo electrónico un máximo de dos fotografías.
Las fotografías deben ser originales y debe cederse a ASPACE SEVILLA su uso y difusión en cualquier medio o red social.
El participante manifiesta y garantiza que es el único titular de todos los derechos de autor sobre la fotografía que presenta al
concurso y se responsabiliza totalmente de que no existan derechos de terceros en las obras presentadas, así como de toda reclamación de terceros por derechos de imagen.

ENVÍO DE LAS FOTOGRAFÍAS:

Las fotografías deben presentarse en formato digital y se enviarán por email junto con el formulario de inscripción del concurso.
Deben ser archivos JPG, con una resolución mínima de 250 ppp.
El nombre de las fotografías deberán ser indicado en la ficha de inscripción.
La inscripción y presentación de las fotografías supondrá la aceptación y autorización a ASPACE SEVILLA para realizar la difusión de las mismas.
Fecha para la recepción de las fotografías: Desde el 1 hasta el 21 de septiembre.
Los envíos se realizarán a través del correo electrónico: ASPACESEVILLA@telefonica.net

PREMIOS: Las 12 fotografías seleccionadas formarán parte de una exposición que se celebrará en un espacio público de Sevilla en el marco de la II Quincena de la Parálisis Cerebral. A la finalización de la misma un jurado compuesto por personas con Parálisis Cerebral y familiares elegirá la fotografía ganadora, que recibirá un diploma acreditativo y será utilizada en las próximas campañas de ASPACE SEVILLA.

ORGANIZA:
ASOCIACIÓN SEVILLANA DE PARÁLISIS CEREBRAL. ASPACE SEVILLA.
www.aspacesevilla.org

Publicado en Personas con parálisis cerebral, Sin categoría | Deja un comentario